¡Escándalo! Yosvany Alarcón 'desapareció' en el 2015 - VISOR CUBANO

Lo último

Weaver deja juego de D-backs por una molestia...Mets activa a Conforto; Davis pasa a asignación...El villaclareño de los Houston Astros, Aledmys Díaz, probablemente se dirige a la lista de lesionados de 10 días...Nieto de Yastrzemski dio su primer hit en MLB...Blue Jays: Novato Biggio pega 1er hit y 1er HR...Latino de la Semana en LA: Renato Núñez, una rareza en los deprimentes Orioles...

Post Top Ad

miércoles, 13 de febrero de 2019

¡Escándalo! Yosvany Alarcón 'desapareció' en el 2015

Por Daniel Palacios

Comprendo que el titular le pueda parecer algo engañoso, pero es una realidad más grande que un continente: El tunero, aclamado por muchos como el mejor receptor en la actualidad en la pelota cubana, se esfumó de la progresión ofensiva de las selecciones nacionales a partir de la Serie del Caribe del 2015, ganada por los Vegueros de Pinar del Río.
El espectacular slump en el que cayó Alarcón le llenó la copa a muchos que se acostumbraron por décadas a contar con especialistas en esa posición. Pedro Medina, Juan Marique, Juan Castro, Ariel Pestano, Eriel Sánchez, Roger Machado, Alberto Martínez, Rolando Meriño...son muchos los que 'rompieron la liga' detrás del plato tanto en casa como en la selección nacional, y seamos claros y directos, Yosvani Alarcón no les llega a los taloneas a ninguno de ellos.
En las Series Nacionales, el tunero batea, se destaca, pero cuando toma un avión las cosas cambian dramáticamente, veamos algunos numeritos que son una daga para aquellos que lo siguen considerando la última Coca Cola del desierto.
Alarcón ha tenido 11 participaciones internacionales desde que debutara con las cuatro letras en la Copa Intercontinental del 2010, ganada por Cuba y celebrada en Taipei de China. En esa oportunidad no tuvo muchas opciones y de fue de 1-0, pues tenía delante, como un muro gigante a Ariel Pestano.
Luego de un Mundial sin mucho ruido en el 2011 (4-1, una impulsada, una anotada y un ponche), su producción fue creciendo a partir de los Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011. En esa ocasión tuvo más opciones de jugar y compiló un average de 571 (7-4, dos anotadas en par de juegos), pero ojo, no impulsó carreras.

Ya en 2014, en los Juegos Centroamericanos de Veracruz, el tunero despegó como un puntal ofensivo en los equipos Cuba (14-4, 286 AVE, 1 HR, 5 C, 2 CI), momento de gloria que le alcanzó para los Panamericanos de Toronto 2015 (19-7, 368 AVE, 1 HR, 3 C, 4CI) y el Premier 12 (21-8, 381 AVE, 2 CI, 4 K).
Pero, hasta ahí llegó la panacea. Cuando la realidad se le puso de frente y le dijo 'ahora eres tú el hombre'...simplemente desapareció.
Alarcón se esfumó ante la responsabilidad, se apagó frente al reto.
En ese mismo año 2015, fue receptor titular de los Vegueros de Pinar del Río que se coronaron en la Serie del Caribe, pero un pobre 222 de promedio, con solo dos hits y 3 ponches, despertaron, cuando menos alguna suspicacia. Pero un evento malo lo tiene cualquiera, hasta el más grande...
Pues les cuento que un año después, fue nuevamente el receptor titular de los Tigres de Ciego de Ávila y el 'mejor receptor' se diluyó en un 14-1 (0.71 AVE) con una anotada.
Entonces llegó el Clásico Mundial del 2017, y cuando la oportunidad se pintaba sola para tomar las riendas, otra vez se apagó y le dio camino a Frank Camilo Morejón, que sí supo sacar rédito de sus dotes defensivas para hacerse de la titularidad. En resumen, Alarcón solo tuvo cinco veces al bate y disparó un hit (200 AVE).
Regresaron los Juegos Centroamericanos, esta vez en Barranquilla, Colombia en 2018, y el receptor tunero estuvo todo el tiempo como titular, pero se fue con un magro average de 250 (28-7) sin impulsar carrera (su principal función ofensiva) y con 7 ponches. Semejante debacle con el madero, sumada a las cualidades no sobresalientes a la defensiva, hacen una mezcla nada envidiable.
La historia de la Serie del Caribe de Panamá ya se la saben: de 11-0 con seis abanicadas.
En total, Yosvany Alarcón, ha disparado solamente dos cuadrangulares en 47 partidos internacionales, en tanto ha remolcado una minúscula cifra de 10 carreras, en tanto se ha ponchado ¡31 veces! y compilado un promedio ofensivo de 268.

No sé si le ha resultado claro con este repaso, pero Alarcón no es, ni el mejor receptor, ni el enmascarado titular de las selecciones cubanas. Puede que ostente liderato, que haga sentir cómodos a los lanzadores (no creo que sea tanta diferencia con los otros) y que otros elementos subjetivos le brinden un valor extra, pero no lo hacen merecedor de la titularidad detrás del plato en ninguna selección nacional.
De todas maneras estamos viendo que en la pelota cubana...como en los libros kafkianos, todo puede pasar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad