Tomás decidido a ganarse un espacio en D-backs - VISOR CUBANO

Lo último

Weaver deja juego de D-backs por una molestia...Mets activa a Conforto; Davis pasa a asignación...El villaclareño de los Houston Astros, Aledmys Díaz, probablemente se dirige a la lista de lesionados de 10 días...Nieto de Yastrzemski dio su primer hit en MLB...Blue Jays: Novato Biggio pega 1er hit y 1er HR...Latino de la Semana en LA: Renato Núñez, una rareza en los deprimentes Orioles...

Post Top Ad

lunes, 25 de febrero de 2019

Tomás decidido a ganarse un espacio en D-backs


Por: Jesse Sánchez
SCOTTSDALE, Arizona – El mundo exterior podría ver el año pasado como el peor en la carrera profesional de Yasmany Tomás, pero el cañonero cubano ve el 2018 como una de sus temporadas más productivas.

Los miles de kilómetros que recorrió entre viajes de autobús y vuelos de avión con sus compañeros de Triple-A a lo largo de la Liga de la Costa del Pacífico le dieron el tiempo suficiente para pensar acerca de su vida y su futuro.

“Aprendí que un día puedes ser una gran firma y parte del futuro y al día siguiente estás completamente fuera de los planes de tu equipo, así que tienes que seguir trabajando duro sin importar la situación en la que estés”, declaró Tomás. “Pero ahora mismo, siento que hay una puerta abierta para mí aquí y en caso de no ser así, existen otros 29 equipos que podrían estar mirando. Firmé aquí por una razón y mi familia está bien a gusto aquí, pero mi deseo es jugar en las Grandes Ligas”.

Por primera vez desde el 2017, Tomás tiene una oportunidad auténtica de hacer el equipo grande. El cubano deberá demostrar que puede ser un útil reserva en la primera base tener un mejor guante en los jardines. Los D-backs se están enfocando más en el potencial ofensivo de Tomás que en su malograda defensa en los jardines, debido a que el club de Arizona busca una manera de generar más ofensiva ahora que el primera base Paul Goldschmidt se ha ido.

Por ahora, el toletero zurdo Jake Lamb se ha trasladado de la antesala a la inicial y recibirá la primera oportunidad de quedarse con la titularidad en esa posición, pero a los D-backs les gustaría la opción de tener a un bateador derecho como Tomás para enfrentar a lanzadores zurdos. Los bateadores derechos Christian Walker y Kevin Cron también son opciones.

“Vamos a ver qué pasa con la posición de primera base”, comentó el piloto de los D-backs, Torey Lovullo. “Vamos a ver qué pueden hacer nuestros candidatos en esa posición y tomaremos una decisión más adelante”.

Walker bateó de 3-2 con un cuadrangular y cuatro carreras remolcadas en la victoria de Arizona el domingo 12-3 sobre los Indios. Tomás se fue de 2-1.

“Siempre he tomado los entrenamientos primaverales como una oportunidad de ganarme un puesto y sé que nada está garantizado”, reconoció Tomás. “Tengo toda la confianza del mundo en que puedo jugar en las Grandes Ligas cuando estoy sano, y ahora mismo me siento bastante bien. Voy a aprovechar esta oportunidad”.

Tomás vio acción en 85.1 entradas como primera base en las menores y en 16 innings en dicha posición en la Gran Carpa. Ni Tomás ni el club lucen preocupados acerca de su ajuste cubriendo la inicial. Sin embargo, el equipo estará supervisando de cerca el enfoque del cubano en la caja de bateo durante la acción de la Liga del Cactus.

“Quiero verlo controlar la zona ofensivamente y luchar al máximo cada turno al bate”, manifestó Lovullo. “Sabemos de su gran poder – el muchacho apenas toca la bola y ésta sale disparada de su bate. Quiero seguir viendo lo que he venido observando de él en cada práctica de bateo. Me refiero a ese enfoque paciente y relajado y a utilizar todo el diamante”.

Los D-backs firmaron a Tomás a un contrato por seis años y US$68 millones antes de la campaña del 2015, principalmente por lo que el cubano podía hacer con el madero. En los años que le siguieron, lo probaron en la tercera base, en los jardines y ahora en la primera base, debido a que todavía ven con buenos ojos su poder latente. También cabe destacar que Tomás ejerció su opción de contrato durante el invierno y tendrá un sueldo garantizado de US$15.5 millones en el 2019 y US$17 millones en el 2020, por lo que al club le gustaría ver buenos resultados a cambio.

“Honestamente, el año pasado fue bien incómodo para mí, pero aprendí mucho”, confesó Tomás. “Regresé de una lesión. Luego el equipo tomó la decisión de dejarme en ligas menores y sacarme del roster. Hice lo mejor que pude en Triple-A y nunca me rendí, pero se me recordó que sólo era un empleado y que el béisbol es un negocio. Mi trabajo es demostrar lo que puedo hacer y recordarles que soy un jugador de Grandes Ligas y que puedo ayudarlos a ese nivel”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad