Yandy Díaz, listo para afianzarse en la Gran Carpa - VISOR CUBANO

Lo último

Harper pacta por 13 años con los Filis...White Sox en silencio sobre el futuro de Abreu...Aroldis Chapman dijo que se ha recuperado de la tendinitis en la rodilla izquierda que le molestó casi toda la campaña pasada...Phillies pusieron tope minimo de la oferta a Bryce Harper en 300 millones...Cubano Leonys Martin, listo para la temporada 2019...Hanley Ramírez llega a un acuerdo de Ligas menores con los Indios de Cleveland...

Post Top Ad

jueves, 21 de febrero de 2019

Yandy Díaz, listo para afianzarse en la Gran Carpa



Yandy Díaz cuenta la historia casi de manera casual, pero no solo da detalles sobre cómo llegó a las mayores, sino también lo que se necesitó para llegar allí.

Y un vistazo de por qué los Rays se esforzaron tanto para atraparlo.

La primera vez que Díaz intentó abandonar a su Cuba natal para tener la oportunidad de ser firmado por un equipo de grandes ligas, lo atraparon antes de llegar en Sagua la Grande antes de llegar al punto de salida. En ese momento fue arrestado y encarcelado por tres semanas. 

"Eso fue triste", explicó Díaz, de 27 años. “Un momento triste. Pero sabía que tenía que seguir adelante ".
A los dos días, Yandy, acompañado por Leandro Linares, amigo de la infancia, trató de salir de nuevo. Y volvieron a ser capturados y encerrados por tres semanas más.

"Como lo intenté varias veces, ya no podría jugar más en Cuba", dijo Díaz. "No sabía cuánto tiempo estaríamos dentro de Cuba. Podrían haber sido años ".

Díaz siguió sin inmutarse, haciendo arreglos similares a la trata de personas, para intentarlo de nuevo.

"En ese momento realmente no había muchas oportunidades financieras o en el béisbol en Cuba", explicó. “Así que esa fue nuestra motivación, seguir y seguir. Afortunadamente, la cuarta vez que lo logramos ".

Los tiburones que Díaz vio en el agua durante las 12 horas en su trayecto a República Dominicana le pusieron un puntó más de tensión al viaje.

Pero el plan, que incluía establecer una residencia en Haití, eventualmente funcionó.

El grupo de entrenamientos estuvo liderado por el exlanzador guantanamero Dalier Hinojosa y la atención en él hizo que los scouts lo vieran. Y finalmente se concretó, Díaz, un jugador de 22 años que jugaba en el campo corto, pero más impresionante con el bate, fue firmado por los Indios por $ 300,000.
El presidente del equipo Chris Antonetti alabó su "capacidad para controlar la zona de strike". Linares también firmó con Cleveland por $ 950,000, pero aún no ha superado la doble A).
El camino de Díaz desde allí ha sido puesto a prueba de una manera diferente.

Se abrió paso en las menores y llegó a la MLB en 2017 de los Indios. Pero nunca tuvo una oportunidad a largo plazo en su equipo repleto de estrellas, y pasó el 2018 barajando entre Cleveland y Triple-A Columbus, algo que lo tenía comprensiblemente frustrado.

Los números de Yandi fueron impresionantes, notablemente más boletos que ponches en sus cinco temporadas de ligas menores, 328-322 con un porcentaje de embasado de .412.

Los jugadores de los Rays que lo enfrentaron en las menores y que ahora son sus compañeros de equipo hablan muy bien de su potencia al bate.

Joey Wendle vio a Díaz usar un bate con centavos pegados en la práctica de bateo y "todavía ponía las pelotas hasta donde yo podría batear con un bate normal". El entrenador del banco Matt Quatraro recordó lo diferente que sonaba la práctica de bateo de Díaz: "Esa fue una de las primeras cosas que me llamaron la atención ''. 
Además, a pesar de los bordes duros de sus músculos, tiene un lado suave, siempre sonriente, respetuoso, dispuesto a trabajar. "Es un buen tipo", dijo Christian Arroyo.

Los oficiales de los Rays vieron el potencial para que Díaz sea una adición impactante a su alineación, una "bestia absoluta" en las palabras de uno, después de incorporar algunos pequeños ajustes para producir más jonrones.

Y pagaron mucho, renunciando no solo al prometedor primera base Jake Bauers sino también a $ 5 millones (más de lo que pagarán a otros jugadores) para lograr que Díaz llegase por el acuerdo de tres equipos.
"Lo buscamos", dijo el gerente Kevin Cash. "Estamos entusiasmados de tenerlo finalmente aquí".

Los Rays le piden a Díaz que trabaje principalmente en la primera base después de pasar la mayor parte de su tiempo anterior en la tercera, pero por lo demás confían en que se sienta cómodo y relajado al saber que tiene un lugar en el equipo.

Díaz está emocionado por la oportunidad, para él y su familia.

Su padre, Jorge, había huido anteriormente de Cuba, jugó brevemente en las menores y vive cerca de Díaz en Miami. Pero su madre, Elsa María Fernández, todavía está en Cuba. Yandy la llama cuando puede (y le envió los videos y la pelota de su primer gran éxito de Grandes Ligas), espera visitarla la próxima temporada y la trasladará algún día a Estados Unidos.
La paciencia no debería ser un problema. (Tampa Bay Times)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad